MAQUILLAJE & CUIDADO PERSONAL Tips & Rutinas

10 Cosas Sobre Protección Solar

11 diciembre, 2017

Hoy les traigo una entrada sobre protección solar. Son 10 Cosas Sobre Protección Solar… no es una reseña de productos, sino que vamos a estar revisando los puntos más importantes que todos debemos saber y tomar en cuenta a la hora de pensar en protección solar.

Para mí, la protección solar es tan relevante porque es, además de una forma de prevención de cáncer a la piel, la forma más eficaz de prevenir en envejecimiento prematuro. Yo empecé a usar protector solar de forma diaria hace unos 9 años, lo cual se refleja en que hoy no tengo ni manchas ni pecas de sol, ni arrugas (más allá de un par de líneas de expresión bajo los ojos, que se me han acentuado por que soy cieguita y siempre ando apretando los ojos para ver mejor…). Y espero que a largo plazo obvio sea aún más de ayuda, ya que tengo recién 27 años.

Vamos allá entonces! Sin ningún orden en particular…

1. Para estas alturas ya todos sabemos que hay que usar protección solar todo el año… pero por qué? Debemos usar en el invierno así como en el verano ya que aunque no sea un día soleado basta que haya luz para que haya radiación solar. El sol emite varios tipos de ondas radioactivas, entre ellas las UVB y UVA. Los primeros son los que están todo el año. Tienen la capacidad de penetrar a través de las nubes, ropa, vidrios de las casas y autos y la misma piel, llegando a lo profundo de la dermis generando radicales libres y alteraciones celulares, lo cual provoca los típicos efectos de foto envejecimiento (manchas, arrugas) y sensibilidad al sol. No nos damos cuenta cuando esto ocurre, ya que no queman ni dejan la piel bronceada (lo que es provocado por los UVB), y sus efectos pueden notarse muchos años después.

2. El protector de las bb creams, bases de maquillaje o cremas con spf no es suficiente. Ya que la cantidad de protección solar presente en estos productos es muy baja, y se necesitaría una cantidad excesiva de por ejemplo una base para llegar a la protección solar señalada. De todas formas sí es bueno usar este tipo de productos, para potenciar los efectos del protector solar.

3. Un protector solar, para ser considerado como tal, debe estar catalogado como protector solar (valga la redundancia) y no como crema con protección solar u otros. Esto se ve en la parte de atrás de la botella o envase. De esta forma nos aseguramos de que la función primaria del producto es la protección solar y no otro.

4. Para que la protección solar sea del grado que se indica (ejemplo spf 30) se debe usar una cantidad apropiada, que es muchísimo más de lo que la mayoría de las personas usan. Para el rostro solamente es necesario un volumen de media cucharadita de té (ojo, no de café). Si nos agregamos menos alcanzaremos muchísimo menos factor del que creemos que nos estamos aplicando (por ejemplo, si me pongo muy poco de unos spf 50 alcanzo con suerte un spf 20).

5. Debemos reaplicar el protector solar en el día. La frecuencia de su reaplicación depende de cuán expuestos hayamos estado a la luz solar (y ojo, incluso también muchas luces de oficina), ya que el sol degrada el producto de protección. A la luz directa debe ser cada hora, o si transpiramos o nos bañamos en el mar o piscina debe ser de inmediato.

6. No es bueno para la piel aplicar cremas que contengan protección solar por las noches. Esto es así ya que la piel por la noche se regenera, lo cual se ve impedido por la pantalla solar, que no deja respirar a la piel de manera apropiada.

7. El protector solar es bastante difícil de retirar. Lo único que realmente lo “rompe” es un limpiador en base a aceite (uno de esos que se emulsionan luego con agua, o simplemente un aceite natural). Es la única forma de asegurarse de que los poros están totalmente libres de protector solar (lo cual puede hacer que salgan granos, puntos negros, textura etc). Por lo que aunque no te maquilles sí deberías todas las noches “desmaquillar” el protector solar, ya que sería un equivalente a tener una base de larga duración el rostro.

8. La diferencia entre la protección solar química y física es que la química absorbe la radiación solar y la física actúa como pantalla, repeliéndola. La química puede ser algo más agresiva con la piel, por lo que si tienes piel sensible busca protectores físicos (como el dioxido de titáneo o de zinc). En general los de niños son así.

9. Hay quienes deben cuidarse más que otros del sol, ya que tienen una sensibilidad mayor al mismo: los niños, mujeres embarazadas (por la tendencia a generar manchas en la piel, a quienes rcomiendo protectores solares de alta protección UVA, como el Isdin FotoUltra 100), personas con la piel muy clara, pecas y ojos claros.

10. En la nomenclatura de protección solar, el factor de protección solar puesto en números (ej spf 50) corresponde a la protección que da ese producto respecto de los rayos UBV (los que queman). La protección UVA tiene distintas nomenclaturas. Por ejemplo en la cosmética coreana está dado por el PA++++ (hasta 4 +), o en occidente por un “spf 50+” o el UVA en un círculo. Lo que importa es fijarse que el protector diga que protege contra ambos tipos de radiación ultravioleta, o que sea de amplio espectro.

Bueno! Estas son las 10 cosas sobre protección solar que debemos saber. Son las más básicas y recurrentes, desde mi punto de vista. Espero les sirva! No olviden que ponerse protector solar es un hábito que se crea (como cualquier hábito)… y si les cuesta (se olvidan) sólo háganlo lo mejor que puedan… hasta que un día será como lavarse los dientes!

Cariños, 

Jesu.

Favoritos Noviembre y Diciembre 2017
Jelly Mask de Lush. Mi Experiencia

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply